La posibilidad de apreciar un campanario enorme casi gigante, y con un tocado majestuoso; ofrece el Parque Ignacio Agramonte de Camaguey. Desde esta plaza, situada en la calle Cisneros de esa ciudad caribeña se observa una edificación de singular belleza.

En honor al patriota cubano Ignacio Agramonte y Loynáz, se nombró este parque cubano. El Mayor, como le conocen al héroe, nació en 1941 en Puerto Príncipe, actual provincia de Camagüey. Es una de las figuras más románticas de las guerras independentistas; pues su amor con Amalia Simoni de Agramonte, se convirtió en un símbolo para el mundo.

En este hermoso parque se encuentra La Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria, o simplemente Catedral de Camagüey.

Dicho edificio fue edificado por la Iglesia Católica, a principios del siglo XVIII; dedicado a la patrona de la ciudad, la virgen de la Candelaria.

Parque Ignacio Agramonte, la plaza del Mayor

Reconstruido en varias ocasiones; los valores de su gran campanario siguen evidenciando la huella del coloniaje. Sobre todo, la influencia de la Iglesia Católica es notoble en el gran Cristo que lo corona. A pesar de que la última restauración completa se hizo en el 1864; con motivo de la visita del Papa Juan Pablo II a la Isla proliferaron donaciones para esta institución religiosa que hoy presume sus valores artísticos.

Para tener una idea más completa de quién fue el mambí que le da nombre a este parque, se recomienda visitar también visitar el Museo Natal de Ignacio Agramonte, la Universidad de Cienfuegos de igual nombre, y el también homónimo aeropuerto de Camagüey.  El “Mayor” fue uno de los mambises más populares dentro de la historia cubana de lucha contra el coloniaje español.

La ciudad ofrece diversas posibilidades de hospedaje, entre estas hostales de buen servicio, arquitectura representativa y restaurant donde sirven comidas muy cubanas.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *