Un lugar donde se detuvieron todos los relojes, allá por el siglo XIX, puede encontrar el turista que se aventure a llegar al extremo sur de la provincia Sancti Spíritus, al centro de la Isla. La Villa de la Santísima Trinidad fue la tercera fundada en Cuba en el año 1514 por Diego Velázquez. En aquel entonces fue el territorio más próspero de la Corona Española en América. Hoy conserva intacta sus arquitecturas fundacionales. Las estrechas calles de piedra, las fachadas coloniales en casonas y palacetes, así como la recreación del ambiente vetusto permiten viajar a través de los siglos, hasta la época de la esclavitud. Como una puerta al pasado.

Calle de la ciudad de Trinidad en Cuba

La historia contenida en Las Lomas del Escambray se exhibe en museos de constante concurrencia, donde se resguardan hermosas piezas y documentos importantes del acontecer trinitario. Por su parte el Museo de Arqueología Guamuhaya atesora una muestra de las comunidades aborígenes de esa región, junto a valiosos artículos de la ciudad y los valles que la rodean. ​

Plaza Colonial – Trinidad Cuba

Un sitial a la belleza constituye el Museo Romántico, allí en en la Plaza Mayor de la ciudad de Trinidad, este inmueble rinde tributo a la arquitectura doméstica hasta y durante el siglo XIX. Esto es aún más palpable en los muebles y decoraciones de sus salas. Igual de nostálgico y emotivo resulta el Museo de Arquitectura Colonial ubicado en la antigua casa de la familia Sánchez Iznaga, de las más acaudaladas en aquel siglo. Por último la Casa de la Trova de Trinidad es el espacio para aquellos jóvenes que buscan disfrutar de un buen concierto cobijados por un techo del  1777.

La venta de artesanía muy representativa de la villa, así como el disfrute de comidas criollas, muchas de estas con base en los pescados y mariscos; completan los encantos de este pedacito de Cuba donde un día dejaron de transcurrir las horas, los minutos y los segundos.

Casa de la Cultura Trinidad

Para quienes decidan pernoctar antes de seguir camino hacia otros destinos cercanos como Topes de Collantes, se erige el Hotel Iberostar de Trinidad, así como otros cercanos a la costa como es el caso del Hotel Ancón. Pululan los Hostales al estilo colonial y las casas de visita.

Comentarios de Facebook
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *