Las leyendas más antiguas subyacen en esta villa con más de 500 años. Su arquitectura es tan cautivadora como misteriosas son sus calles, cuentan que debajo de cada adoquín subyace una historia del pasado colonial. Esta cautivadora ciudad se encuentra entre el municipio de Caibarién y Santa Clara, al noreste de la provincia Villa Clara. Atesora hermosas narraciones sobre güijes, madres de agua, hombres sin cabezas, piratas y románticos tórtolos de un palomar.

Se dice que es la única villa fundada por los españoles que mantiene sus dos Iglesias, una frente a otra en el parque central. De estas, la Parroquial Mayor San Juan Bautista, es la más concurrida, por sus 13 altares enchapados en oro, lo singular del techado y el valor de maderas preciosas.

Sobre su vecina, una parroquia muy representativa de la etapa fundacional, se narran místicas apariciones de la Virgen María. Para su 500 cumpleaños Remedios fue sometida a un intenso período de restauración que rescató las antiguas edificaciones, sus colores y fachadas originales del siglo XVII y XVIII.

Los remedianos rinden especial tributo al músico cubano Alejandro García Caturla, por lo que su casa natal en este asentamiento es un museo de obligada visita para los amantes del arte de cualquier parte del mundo. Pero lo que realmente ubica a San Juan de Los Remedios entre los destinos turísticos más importantes del continente, son sus fiestas populares: las parrandas de Remedios, declaradas patrimonio cultural.

Durante los once meses que anteceden a la noche buena los carroceros de dos barrios en pugna “El Carmen” y “San Salvador”, preparan gigantes trabajos de plaza, carrozas temáticas y coloridas comparsas para un enfrentamiento al que acuden fanáticos del mundo entero, mientras los fuegos artificiales surcan el cielo remediano. Es por esto que un museo de las Parrandas contiene la larga trayectoria de estas festividades.

En la misteriosa villa el viajero podrá encontrar diversas posibilidades de alojamiento, tanto en casas particulares como en hoteles de lujo. Tal es el caso del Hotel El Príncipe, uno de los restaurados a un costado del parque, con mueblería y servicio de lujo.

Comentarios de Facebook
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *