Desde el cielo, Baracoa parece una joven ingenuamente dormida, y pie en tierra, embelesa su hermosura. Constituye, igualmente, la primera villa fundada por los conquistadores españoles en Cuba. Es por esto que se le ha concedido el sobrenombre de la ciudad Primada de Cuba, y fue declarada Monumento Nacional.

Desde la capital de su provincia Guantánamo, llegar hasta esta tierra expectante, resulta más que un ejercicio de traslado, una aventura que bien agradece el viajante. A través del Viaducto de la Farola, un camino peculiar que serpentea entre montañas, es que pueden arribar los turistas a la Bella Durmiente de Cuba, ubicada específicamente entre los ríos Macaguanigua y Miel.

Ciudad de Baracoa – Guantánamo Cuba

Baracoa fue el primer obispado de Cuba, y la primera capital, así que tiene mucho para contar a los extranjeros amantes de la Isla, o de la historia americana. Los baracoenses resguardan, por ejemplo, en un pedestal de plata, la Cruz de la Parra que acompañó al Almirante Cristóbal Colón, como símbolo de cristiandad. El Castillo y La Punta y los torreones de Joa y del Cementerio, son arquitecturas que exhiben a plenitud la huella española en la Isla, durante los siglos XVI y XVII. Evidencia el afán de crear fortificaciones resistentes a los saqueos, sobre todo por la circunstancia geográfica de Baracoa, aislada del resto de la Isla.

Esta tierra es rica en el cultivo del café y del cacao, lo cual atrae a gran número de visitantes, por las delicias autóctonas que solo allí se pueden degustar. Se trata de dulces y bebidas artesanales que disfrutan turistas, casi tanto como las numerosas cascadas del Río Toa, de hasta 17 metros de altura y las montañas del Yunque, tan similares a esta pieza de herrería.

Las posibilidades de hospedaje en Baracoa son diversas, desde Hostales hasta el Hotel Hotel Porto Santo, casualmente cercano a la bahía, y al Aeropuerto Gustavo Rizo.

Comentarios de Facebook
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *